La “Ley del Tope” en el liderazgo

El liderazgo es el liderazgo, no importa donde, ni la cultura, ni los tiempos, ni los avances tecnológicos y lo que se haga: El liderazgo es el liderazgo ayer, hoy y siempre. Los verdaderos principios del liderazgo son constantes y han trascendido la prueba del tiempo. ¡Son irrefutables!

 images

  1. LA LEY DEL TOPE

Según John Maxwell, esta ley ayuda a la gente a entender el valor del liderazgo, y basados en la práctica de esta ley, podemos ver el increíble impacto del liderazgo en cada aspecto de nuestra vida.

La capacidad de liderazgo es el tope que determina el nivel de eficacia de una persona. Cuanto menor es la capacidad de dirigir de un individuo, tanto más bajo está el tope de su potencial. Cuanto más alto está su nivel de liderazgo, tanto mayor es su eficacia. Por ejemplo, si su liderazgo obtiene una puntuación de 8, su eficacia no puede obtener más de 7. Si su liderazgo es únicamente de 4 puntos, su eficacia no es de más de 3. La capacidad de liderazgo siempre determina su eficacia y el impacto potencial de su organización.

Un buen ejemplo es el de los hermanos McDonald, Dick y Maurice estuvieron muy cerca, según sus capacidades, de vivir el Sueño Americano —pero no lo alcanzaron. En cambio, un hombre llamado Ray pudo lograrlo por medio de la compañía que fundó. Esto sucedió porque aquellos hermanos no conocían la Ley del Tope. La capacidad de liderazgo o más específicamente, la falta de capacidad de liderazgo, fue el tope de la eficacia de los hermanos McDonald.

El buen éxito está al alcance de casi todo el mundo. Pero también el éxito personal sin capacidad de liderazgo sólo produce una eficacia limitada. El impacto de una persona representa sólo una fracción de lo que podría ser si esta tuviese un buen liderazgo. Cuanto más alto desee escalar, tanto más necesita el liderazgo. Cuanto más alto sea el impacto que desee causar, tanto mayor influencia necesitará. Lo que alcance estará restringido por su capacidad de dirigir a otros.

Según John Maxwell, la capacidad de liderazgo siempre es el tope de la eficacia personal y dentro de una organización. Si el liderazgo es fuerte, el tope es alto. Pero si no lo es, entonces la organización está limitada. Por eso, en momentos de dificultad, obviamente las organizaciones buscan un nuevo liderazgo. Cuando una empresa experimenta tiempos difíciles, elige un nuevo director. Cuando una compañía está perdiendo dinero, emplea un nuevo jefe principal. Cuando un equipo deportivo pierde una y otra vez, busca un nuevo director. Para aumentar la eficacia del equipo, se eleva el liderazgo del director.

Dondequiera que miremos, podemos encontrar personas inteligentes, talentosas y exitosas que sólo llegan hasta allí debido a las limitaciones de su liderazgo. Otro ejemple es cuando Apple inició operaciones a fines de los años setenta, Steve Wozniak era el cerebro detrás del computador Apple. Su tope de liderazgo era bajo, pero ese no era el caso de su socio, Steve Jobs. Su tope era tan alto que erigió una organización de categoría mundial y le dio un valor de nueve cifras. Ese es el impacto de la Ley del Tope.

Ya que estamos iniciando el año, será bueno también revisar nuestra eficacia y nivel de liderazgo, ya que según Don Stephenson, presidente de Global Hospitality

Resources, Inc., una de las estrategias para eficientar una empresa y lograr los resultados esperados es: Primero, capacitaban a todo el personal para mejorar su

nivel de servicio a los clientes; y segundo, ¡despedir al líder! Por lo tanto, aprovechemos la época y revisemos nuestra eficacia como líderes antes de ser despedido o si tú eres el jefe o el dueño de la empresa y no hay resultados; despide al jefe….

Buen inicio de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *